Para celebrar su relación querían tomarse unas fotos, pero la fotógrafa decidió sin consentimiento usar Photoshop - Va a gustarme