Se hizo pasar por un recogedor de basura y abordó a una chica, cuando ella supo que era un magnate, hasta le pidió su teléfono - Va a gustarme