Una adolescente casi queda ciega por tratarse el acné con un antibiótico - Va a gustarme