El es James, el hombre que se acuesta, sale y cena en restaurantes con su muñeca de silicona - Va a gustarme