Ella es Rebecca, la australiana que puede recordar perfectamente cada día de su vida - Va a gustarme