En una universidad de EE.UU. crearon un cuarto para que los alumnos puedan ir a llorar - Va a gustarme