Esta es la razón por la que el príncipe Carlos nunca se quita el anillo de su dedo meñique - Va a gustarme